¿Quiénes somos?

Mi nombre es Mar y he nacido en una familia en la que los médicos han ganado por goleada. A la hora de elegir la carrera tenía claro que mi rama era la biosanitaria: padre y madre médicos y la satisfacción de “salvar vidas” cuando eres adolescente hace mucho; pero tengo que confesar que el Dr. Doug Rouss en la serie Urgencias, interpretado por George Clooney, ayudó a querer colgarme el fonendo de forma definitiva.

Fue en concreto finalizando un Máster de investigación aplicada a la medicina cuando, en una conversación en la cafetería, surgió la idea de empezar esta aventura que hoy tiene un nombre: Valparaíso.

Valparaíso es una palabra que al nombrarla siempre me ha transportado a un lugar especial y enormemente agradable. Y qué casualidad que en nuestra Granada, en el barrio del Sacromonte, se encuentra el valle de Valparaíso justo en frente de la Alhambra.

Realmente pienso que medicina y moda no están tan separadas. Como médico, hay que saber empatizar con el paciente, ser capaz de llegar a su interior y comprender lo que realmente necesita. Por otro lado, la moda puede ser un modo de expresarse, comunicarse y una herramienta de bienestar.

Nunca me he rendido ante retos ni proyectos difíciles, por eso el año pasado decidí crear una marca y empezar una tienda online, como las que tan a menudo había visitado o incluso comprado; y poder vender un producto con el orgullo de hecho en España.

Aunque de niña me imaginaba con una bata blanca y un fonendo colgado al cuello, dedicada a la salud en exclusiva; la vida me ha brindado esta oportunidad que de ser un sueño ha pasado a ser una  realidad.

Valparaíso es una marca de espadrilles o zapatillas de esparto para mujer. Si tuviera que definir el pasado año sería: trabajo, trabajo, trabajo, incertidumbre, pero sobre todo muchísimo cariño recibido. Partiendo de una absoluta inexperiencia en el mundo del calzado y del emprendimiento en general, se recibió un feedback muy positivo y se agotaron las existencias.

Actualmente me encuentro inmersa en la preparación de la próxima colección primavera-verano 2020, deseando repetir la buenísima acogida del año pasado, y cruzando los dedos para que la familia de “Chicas Valparaíso” 😉 vaya en aumento.

Así que: ¡Qué empiece el baile! Y que como en una buena fiesta, que la segunda canción supere a la primera. ¡Soñando que así sea!

 

 

 

Esta aventura tiene un nombre: Valparaíso.
¡Qué empiece el baile!